lunes, 20 de agosto de 2012

El docente ante la sociedad


Las diferentes transformaciones que ha padecido la educación a través del tiempo, han hecho que la profesión docente pierda esa importancia en la educación y la sociedad. El docente se ha vuelto un transmisor de conocimiento siguiendo un modelo curricular de objetivos, reduciéndose el docente a un “técnico especializado” como lo dijo Henry Giroux.  Todo esto, ha surgido porque los diferentes aparatos ideológicos  del estado han intervenido en la educación, en cómo enseñar y que enseñar, para un bien no de los estudiantes ni tampoco de la sociedad, sino para el beneficio a la economía, el estado, la iglesia y otros aparatos ideológicos del estado.

Todas las personas estamos influenciadas por esos diferentes aparatos, desde que asemos parte de la sociedad, estamos aprendiendo de ella, el estado nos dice cuales son los derechos, deberes y normas que debemos cumplir. La iglesia nos muestra cual es el bien, el mal y a quien debemos servir para ser buenos. En pocas palabras estamos viviendo en una burbuja viendo la vida como otras personas no la quieren mostrar, el problema es que lo que nos muestran es a beneficio de estas personas que componen los aparatos ideológicos. Y lo peor de todo esto es que las personas hemos caído en una sumisión ante este problema, nos están controlando masivamente por los diferentes medios de comunicación sin informarnos y sin que nos demos cuenta.  

¿Qué podemos hacer los docentes para cambiar esa condición que tenemos de “técnicos especializados” y que podemos hacer para volver a nuestros estudiantes, personas criticas, investigativas y consientes de lo que está pasando en su entorno, para el mejoramiento de la sociedad?



Para que los docentes cambiemos esa concepción de “técnicos especializados”, en mi concepto lo que debemos hacer es luchar para que la educación no se convierta en un producto más de la mercantilización, planteando nuevas reformas educativas, pero planteadas por los mismos docentes, teniendo en cuenta que la educación gratuita y de calidad es un derecho que el estado y la sociedad nos debe de cumplir. Integrando los conocimientos de la academia en la sociedad. Especializándonos, los docentes en investigación para llevarla al aula de clase y mostrarle a los estudiantes como construir su propio conocimiento por medio de la investigación, transformando a los estudiantes en personas independientes, capaces de desarrollar sus propios conocimientos. También los docentes podemos enseñarles a los estudiantes a ser críticos por medio del cuestionamiento de las cosas que aprenden ellos. Y todo este aprendizaje del alumno aplicarlo al entorno, en todas las estructuras que conforman la sociedad, desde su núcleo (el hogar) hasta las diferentes formas de esta sociedad como la cultura o el ambiente.



Pero este no es el único problema al que se enfrentan los docentes y sus alumnos, tenemos que enfrentarnos también a una nueva educación impulsada por las nuevas tecnologías como el internet, donde los estudiantes ya no tienen que ir a la academia, sino ya puede supuestamente “aprender” el alumno por medio de software educativos y solo si tiene un computador con acceso a internet. Pero eso no es lo único el internet trae cosas buenas para la educación como la información masiva, pero el problema es que esa información muchas veces es falsa y los estudiantes  aprenden eso siendo información nula. Ahí es donde los docentes pueden guiar a los alumnos para que utilicen estos medios de información bien para un buen aprendizaje.   




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada